miércoles, 17 de octubre de 2007

Un grito ¿De corazón???

En la clase abierta del "día de la raza" en el jardín de mi hijo, la maestra les contaba un cuentito de Colón, los aborígenes y la mar en coche. Llegó un momento en el cuento que necesitaba que los chicos dijesen el nombre del país donde viven:

Maestra: Entonces Colón llegó a América, que es el continente donde vivimos. En el está nuestro país, que ¿Cómo se llama?

Chicos: .....

Maestra: Vamos chicos, ¿Cómo se llama el país dónde vivimos?

Chicos: .......

Maestra: A ver, salita de cuatro, ¿Por que equipo hinchamos y alentamos en el mundial?

Chicos: .........

Maestra: A ver, ¿Qué es lo que gritan cuando la selección hace un gol?

Chicos: GOOOOOLLLLL

Maestra: (Yo a esta altura ya los hubiese mandado a ....., pero Andy siguió) Bueno, si, pero después, que decimos "NA NA NA NA" (así como en cantito).

Chicos: ARGENTINA, ARGENTINA. ARGENTINA!!!!

Maestra: Sí!!! Bien!!! Ese es nuestro país!!!

Me saco el sombrero ante la seño Andy!!! Ir a las clases abiertas de mi hijo, me hacen recordar que no debo trabajar nunca más es jardín. Eso y haber explicado en sala de tres, qué era un inodoro...Mucho para mi.

7 comentarios:

Lolix dijo...

PRIX!

Lolix dijo...

Santas las maestras jardineras. La de mi hijo es un amor. Yo por menos ya les cortaba los dedos. Y las cosas que se dicen o preguntan.

Las admiro a las maestras, a todas... salvo a mi vieja cuando dice "bueno, igual mañana me tomo un 70 T" que me suena a "me tomo una garompa (o algo así) y todo me chupa un huevo".

Gustavo dijo...

Los chicos no saben donde viven, eso debe ser hereditario me parece...

Horacio dijo...

claro, vos les decías: NA NA NA NA

y ellos decían: I NO DO RO!!!

Lorena dijo...

Lolix: El 70t es casi un orgasmo...pero no lo uso si no me estoy muriendo porque me descuentan el presentismo.

Gustavo: No se si es hereditario, pero es triste.

Horacio: No se me ocurrió. Y no te voy a decir que la próxima lo hago, porque espero que no haya próxima para mi en un jardín.

*cyn* dijo...

las maestras jardineras tienen sus pro y contras. Por ejemplo las del jardin de nacho, te hablan con cantito, por lo tanto mi hijo habla igual!

Pero obvio siempre digo que hay que bancarse a una cantidad exagerada de pibes preguntando cosas y cosas y cosas y mas cosas.

Horacio dijo...

lore, no hace falta que sean de jardín... nosotros cuando hicimos la colimba le mostrábamos a algunos que venían de otras provincias lo que era un inodoro, y ya eran bastante grandecitos :P